El viñedo alsaciano se extiende a lo largo de los Vosgos, desde el Norte hasta el Sur, en unos cien kilómetros. Su posición en las estribaciones de los Vosgos le somete a un clima subcontinental, a inviernos rigurosos y a veranos frecuentemente bochornosos. Abrigado de la influencia oceánica por el macizo vosgiense, el viñedo alsaciano saca provecho de un clima que es un de los más secos de Francia y con una pluviosidad entre las más bajas. Este clima soleado, cálido y seco es propicio para obtener una maduración lenta y prolongada de las uvas y favorece la aparición de aromas muy delicados.
La región alsaciana nació hace 50 millones de años con el hundimiento del macizo compuesto de los Vosgos y de la Selva Negra. Alsacia consta de una gran diversidad de terruños: tierras arcillosas y calcáreas en Rouffach, tierras silíceas y arcillosas en Ammerschwir, Riquewihr y Ribeauville, loess en Eguisheim, tierra calcárea en Ingersheim y Mittelwihr pero también terrenos arcillosos, graníticos o compuestos de aluviones pedregosos. A veces se encuentran en un único municipio cuatro o cinco terruños distintos como, por ejemplo, en Kientzheim o en Kaysersberg.
Estos datos geológicos generan el uso de numerosas cepas: Gewurtztraminer, Riesling, Tokay-Pinot Gris, Muscat, Sylvaner, Pinot Blanc o Klevner y Chasselas para los vinos blancos; Pinot Noir para los vinos tintos y los vinos rosados.
Alsacia es una de las escasas regiones donde los vinos sacan exclusivamente su nombre de la cepa de la cual provienen. La única excepción es el Edelzwicker que proviene de un conjunto de varias cepas alsacianas. Así, la denominación de origen Alsace está acompañada del nombre de la cepa o de la denominación Edelzwicker.
Los vinos de Alsacia están siempre embotellados en su región de producción y están acondicionados en la botella típica, la copa de Alsacia, que es utilizada únicamente para estos vinos.
Las 51 Denominaciones de Origen AOC Grands Crus de Alsacia
La Denominación de Origen "AOC Alsace" está reservada a las cepas de Riesling, Gewurtztraminer, Muscat y Tokay-Pinot Gris, que obedecen a unas condiciones de producción particulares referentes al rendimiento por hectárea y la riqueza inicial en azúcar. Se puede encontrar la denominación Alsacia Gran Cru acompañada del nombre de uno de las cincuenta y una aldeas autorizadas por la reglamentación.
En Alsacia las cepas blancas predominan
Al desarrollar en este terruño sus cualidades particulares, una única cepa tinta se reveló: el Pinot Noir. Hay que abstenerse de «clasificar» las cepas blancas, por un orden de calidad creciente, al basarse en el precio medio de las botellas y en una intensidad aromática creciente: el Sylvaner, para empezar, luego el Riesling y por fin el prestigioso Gewürtztraminer. Así, con esta clasificación, el Chasselas, el Muscat, el Pinot Blanco, el Tokay Pinot Pris y el Pinot Negro parecen marginales, y no es cierto.