Dominio de Pingus o simplemente “Pingus” como se le suele llamar, se ha convertido ya en todo un mito. Cinco hectáreas de viñedo y una nave de crianza de 150 barricas es todo lo que ha necesitado el enólogo danés Peter Sisseck para crear su potentísimo y elegante Dominio de Pingus, de producción muy limitada.

 
x