La variedad de uva Perricone es nativa de Sicilia, Italia. Sus racimos son pequeños y compactos, con uvas de piel gruesa y un tono oscuro. Esta uva se adapta bien a las altas temperaturas y se cultiva principalmente en suelos calcáreos y arcillosos de Sicilia. Los vinos Perricone son intensos y potentes, con sabores a frutas negras, especias y un toque terroso. A menudo se utilizan en mezclas para aportar estructura y complejidad.

Esta variedad única refleja la rica herencia vinícola de Sicilia y su capacidad para producir vinos con carácter y personalidad únicos.