La cepa es baja y pegada al suelo, con hojas grandes y de forma pentagonal. Las uvas pueden ser pequeñas o medianas, comprimidas y de forma cónica corta. Los racimos de tamaño medio, esféricos y color amarillento ámbar. Es una variedad de fertilidad media, que desborra tarde, por tanto lo hace menos sensible a las heladas primaverales. La maduración es temprana. Es sensible al mildiu y el oídio. Es una variedad que se cultiva fundamentalmente en el Penedès, en el Camp de Tarragona y en Baleares, pero lo encontramos también en las DO de Alella, Benissalem, Costers del Segre y, más minoritariamente, en Extremadura y Andalucía. Referencias históricas, en cuanto a la datación documental sobre esta uva, se remontan al siglo X, cuando en Alella se utilizaba como mistela.

Leer más