Toscana

Toscana - Montalcino
Al sur de la Toscana hay una región árida con un suelo de arcilla más propicio para el cultivo de cereales que de la viña. El horizonte es abierto, con algunas colinas suaves. Después de Buonoconvento surge una colina, la arcilla desaparece y deja paso al galestro (arcilla escquistosa), es Montalcino.

Montalcino está elevado sobre una colina, rodeada porun mar de arcilla y protegido por un muro de valles que la convierten en la zona más árida de la Toscana con apenas 500mm de lluvia al año.
Aunque hace ya muchos siglos que se cultivan viñas, Montalcino no se situó en el mapa hasta los años sesenta, en los que llegaron rumores sobre un vino de una incríble longevidad. Era el legendario 1891 de Biondi-Santi, tal vez el vino tinto más longevo.
Las uvas maduran muy pronto y es necesario un largo período en barrica a fin de moderar sus taninos.
Montalcino tampoco es una zona del todo uniforme; en la zona norte el suelo tiene más galestro que arcilla, que junto a la altitud, proporciona vinos con mayor acidez y un fruto más acerado y delgado que los del sur.

En el Sur está la Pieve di Santa Restituta, con un estilo diferente al del norte, pues el suelo contiene más arcilla que piedra caliza y la temperatura es más elevada. Produce unos vinos menos ácidos, más carnosos, plenos y ricos. También son más asequibles cuando son jóvenes, aunque no pierden sus cualidades para el envejecimiento.

Una ”Pieve” es una iglesia parroquial, y es la iglesia parroquial de Santa Restituta la que se encuentra en la finca, dándole a ésta el nombre. Esta iglesia data del siglo IV y fue restaurada en estilo románico en el siglo XII. Es en este siglo, donde encontramos el primer documento escrito sobre la producción de vino en la finca.

El vino tinto de esta finca apareciía relacionado entre otras ofrendas presentadas al obispo de Arezzo, la diócesis a la que perteneció en el año 1132. En 1972, Roberto Bellini y su esposa Franca visitaron la finca y quedaron cautivados por su encanto. Adquirieron la finca y las propiedades anexas, se trasladaron allí, desarrollaron y cultivaron cuidadosamente los viñedos.
Roberto Bellini se dio cuenta del potencial de esa tierra y entendió que era capaz de prodcir Brunellos de calidad excepcional.
En 1994, Roberto Bellino formó una sciedad con Angelo Gaja. La finca se renombró Pieve di Santa Restituta para subrayar sus raíces locales y el papel que había desempeñado la propiedad en la historia local. Roberto Bellini es responsable de supervisar el cultivo de la vid y la vinificación, mientras que Angelo Gaja, a través de su empresa Gaja Distribuziones, lo es de la distribución en todo el mundo.

Toscana -Bolgheri
A lo largo de la costa Toscana extendiéndose desde el sur de Livorno, encontramos la Maremma. Zona pantanosa durante muchos siglos, cultivada desde el último cuarto del siglo XX,se ha establecido como una de las más prestigiosas zonas vinícolas de Italia.
Esta comarca disfruta de un clima excelente para el crecimiento de las diferentes variedades de uvas, como la Cabernet Sauvignon, la Cabernet Franc, la Merlot y la Syrah.
Los días calurosos del verano son refrescados por una leve brisa marina y unas temperaturas nocturnas bajas, ideal para uan completa maduración de las uvas.

El suelo aluvial es único, ya que está dividido en dos tipos: terre brune (tierra oscura), predominantemente arcilla y barro, con poca piedra caliza o piedras, y terre bianche (tierra blanca), básicamente barro y arena, rica en piedra caliza y rellena con abundantes piedras y guijarros de diferentes tamaños.

La Maremma proporciona una perfecta oportunidad para cultivar las variedades internacionales de cepa. En 1996, a lo largo de la carretera entre Bolgheri y Castagneto Carducci, Angelo Gaja empezó plantando 60 hectáreas de viñedos, principalmente con Cabernet Sauvignon y Merlot, pero también con Cabernet Franc y syrah.
El vino obtenido de estas variedades no tiene intención de desaparecer del universo del gusto internacional. Los vinos reflejan lo mejor del suelo de Bolgheri: frutos completamente maduros con una acidez equilibrada.