A 10 km. al sur de Mâcon, en el departamento de Rhône, empieza la región de Beaujolais.
Con más de 60 km. de largo y 12 km. de ancho, esta región ocupa las laderas este y sur de la cordillera montañosa que Linda al oeste con el ancho Valle del Saona. El viñedo de Beaujolais se extiende sobre unas 22.000 hectáreas y produce en término medio 1.300.000 hectolitros de vino al año. Los vinos de Beaujolais (AOC) son, en casi su totalidad, vinos tintos.

La parte sur de la región se llama «Bus Beaujolais» y sus suelos son arcillosos calizos. Produce esencialmente vinos tintos y unos cuantos rosados. La uva Gamay permite obtener unos vinos tintos con una tonalidad violácea, Iigeros, nerviosos, golosos, muy afrutados, que deben beberse jóvenes. Son Los Beaujolais y Beaujolais Supérieur.

Más al norte, sobre unos suelos graníticos, se producen Los Beaujolais Villages, vinos que tienen más cuerpo que los anteriores y se conservan durante más tiempo.

La parte norte de la región se llama «Haut Beaujolais» y sus suelos están compuestos por residuos de granito, porfirio y esquisto. Con la variedad Gamay, se elaboran unos vinos tintos carnosos, generosos, con más cuerpo aún que los anteriores, pero muy finos. Es la región de Los diez “Crus” de Beaujolais: Bronilly, Côte de Bronilly, Morgon, Chiroubles, Fleune, Juliénas, Moulin à Vent, Chenas, Saint Amour y Régnié.

Los Fleurie, Juliénas, Morgon y Moulin à Vent, pueden envejecer hasta cinco años. Los otros caldos de Beaujolais deben ser consumidos más jóvenes.

Los vinos con AOC «Beaujolais» «Beaujolais Supérieur» y «Beaujolais Village» pueden ser comercializados como vinos «Primeur» (joven), a partir del tercer jueves del mes de Noviembre que sigue a la vendimia.