Roger Groult – Calvados

La misma pasión desde cinco generaciones…
Durante cinco generaciones, la familia Groult ha producido su famoso Calvados en “Clos de la Hurvanière”. Su heredad se halla en Saint-Cyr de Ronceray, en Normandía, en una región muy conocida por la calidad de sus sidras y Calvados: el Pays d'Auge.

Instalado en la explotación agrícola familiar, que ya existía desde muchas generaciones atrás,
Pierre Groult (1830-1918) decidió destilar su sidra para poder obtener un aguardiente (antecesor del Calvados) en los años 1850. Rápidamente, adquirió gran fama en la región y recibió su primera Medalla de Oro del Concurso Agrícola de Lisieux en 1893.

Así fue como las siguientes generaciones se dedicaron a la misma actividad: su hijo Léon Groult (1874-1923) aumentó la producción para poder atender la demanda de los clientes.
Construyó una segunda bodega de envejecimiento y adquirió un segundo alambique.
Roger Groult (1905-1988) le dio un fuerte impulso a la producción pasada la Segunda Guerra Mundial al ofrecer su néctar a los mejores restaurantes y cavas de mayor nivel de Francia. En los años 1950, construyó su bodega para instalar un tercer alambique más adecuado. Junto con su hijo, Jean-Pierre Groult (1946- 2008) creó en 1975 la empresa SA Calvados Roger Groult, destinada exclusivamente a la producción y comercialización del Calvados.
Las dos bodegas más importantes del sector se construyeron en esa misma época. Jean-Pierre le dio una dimensión internacional a la destilería familiar y es gracias a él que actualmente nuestros Calvados se venden en más de 25 países. La tradición se perpetúa, ya que hoy en día es su hijo, Jean-Roger Groult, la quinta generación, quien dirige la destilería.

Producción tradicional
En las 23 hectáreas de la finca hay plantados más de 5.600 manzanos (17 hectáreas de manzano “rama alta”, 6 hectáreas de manzanos “rama baja”).
Entre las 30 variedades de manzanas para sidra que utilizamos, las más corrientes son:
Bedan, Noël des Champs (mazana dulce), Antoinette, Fréquin Rouge (manzana amarga), Bisquet, Moulin à Vent (manzana dulce-amarga), Rambaud, René Martin (manzana ácida)
Todas las manzanas se seleccionan manualmente antes de su elaboración, que tiene lugar entre octubre y diciembre (se elaboran de 400 a 600 toneladas de manzanas por año; con una tonelada se obtienen hasta 700 litros de mosto).

Doble destilación a fuego de leña
Los tres pequeños alambiques de nuestra destilería son muy antiguos y siempre se calientan con leña, lo que garantiza la autenticidad de la producción de nuestros Calvados. Las sidras no se destilan hasta pasado un año desde la elaboración de las manzanas, para permitir el tiempo necesario para una fermentación lenta y de forma natural, (su grado de alcohol se sitúa entre el 5 y el 7% vol.) La primera ebullición (primera destilación de la sidra) produce lo que se conoce como el “alcohol aguado” (alcohol 30% vol.). El “buen destilado” (destilación del alcohol aguado) produce el Calvados, que emana directamente del alambique a un 70% vol. De media.
En ambos casos, las cabezas (alcohol producido al principio de la destilación, muy volátil) y las colas (alcohol final de la destilación, más pesado) se separan para conservar únicamente el núcleo de la ebullición para el producto final, porque éste contiene el mejor alcohol.

La crianza de los Calvados se realiza en barricas de haya de gran antigüedad
Recién salido del alambique, el Calvados va a iniciar su ciclo de envejecimiento. Nuestros métodos de maridaje son el fruto del trabajo de cinco generaciones que han ido aportando sus ideas a través del tiempo. Para conseguir Calvados muy enfocados a la fruta, utilizamos principalmente barricas de haya muy antiguas, en su mayoría centenarias. Nuestras bodegas de envejecimiento contienen más de 330.
Las barricas no se rellenan del todo para conservar los posos más antiguos en cada maridaje de Calvados (nuestra Reserva de 3 años, por ejemplo, contienen también Calvados de hasta 7 u 8 años). Estos métodos tradicionales de envejecimiento permiten crear maridajes con aromas y gustos complejos y variados.
El tamaño de las barricas varía entre 110 litros a más de 13.000 litros. En su mayoría, utilizamos barricas de 1.500 a 2.000 litros. Cuando el Maestro Bodeguero estima que el maridaje ha alcanzado su plenitud, embotellamos una parte y conservamos el poso para mezclarlo con otros Calvados (el embotellado, manual, también se realiza en la finca).
www.calvados-groult.com