Pujanza

Carlos San Pedro pertenece a una estirpe de viticultores y elaboradores de vino con larga tradición en Laguardia. Lleva el vino en los genes y también la pasión y el respeto por nuestro viñedo y su entorno. Desde el inicio de Bodegas y Viñedos Pujanza, en 1998, tiene claro la filosofía que quiere seguir: elaborar vinos de viñedos únicos buscando la personalidad y la más alta calidad en cada uno de ellos. Así nacen Pujanza y Pujanza Norte, dos vinos que desde el principio son seña de identidad de la casa. Con el tiempo llegan Pujanza Cisma, un viñedo casi centenario; Añadas Frías, una apuesta por una Viura muy especial; y el último reto, Hado, el benjamín de la saga.

Tras estos años de aprendizaje y evolución, hoy comienza una nueva etapa en la vida de esta joven bodega. Hado, en su tercera añada, se renueva por dentro y por fuera, buscando ofrecer la frescura y tipicidad de la Tempranillo de la zona. A esta renovación sumamos el lanzamiento de un vino emblemático para la bodega, Pujanza Finca Valdepoleo, presente y futuro del original Pujanza que tantas satisfacciones ha dado. Finalmente, hemos apostado por un cambio a una imagen más fiel y representativa de lo que es hoy Bodegas y Viñedos Pujanza, una bodega que continúa buscando la excelencia en cada uno de sus viñedos.
La filosofía de la bodega es clara desde el principio. El vino se hace en la viña y por ello el mayor esfuerzo se concentra allí, en el conocimiento y comprensión de cada una de nuestras fincas. A través de la viticultura intentamos obtener lo mejor de cada viña, la uva de la más alta calidad y la más representativa de cada terroir. Por ello, es en el viñedo donde se realiza el mayor esfuerzo y el trabajo más detallado, desarrollando siempre una viticultura respetuosa con la propia viña y el entorno que la rodea.

La bodega cuenta con 40 ha. de viñedo en propiedad a partir de las cuales se elaboran todos los vinos de la casa. Todas las viñas se encuentran en el término de Laguardia en el entorno de la bodega. En todas ellas la variedad cultivada es la Tempranillo a excepción de una viña muy especial en la que cultivamos Viura para nuestro único vino blanco, Añadas Frías. Estos son los cuatro viñedos más representativos:

Finca Valdepoleo


Viña plantada en 1973 con una extensión de 17,5 has. y una altitud media de 630 m. Suelo arcillo-calcáreo. Rendimiento aproximado de 4.500 kg/ha. Un viñedo en el que cada año se realiza un preciso trabajo de parcelación siguiendo criterios orográficos.

Finca Norte

Viñedo localizado a 720 m de altitud, probablemente uno de los viñedos más altos de la D.O. Plantado en 1991, presenta terreno arcilloso calcáreo asentado sobre losa de piedra caliza (50 cm. de profundidad) con 2,7 has. de extensión. Rendimiento aproximado de 3.500 kg/ha.

Finca Valcabada

Viñedo plantado en 1925 con una extensión de 0,8 has. y 600 m. de altitud. Suelo arcilloso, de textura fundamentalmente arenosa y profundo. Presenta la particularidad de ser Pie Franco, característica que le hace aún más especial. Rendimiento aproximado de 1.500 kg/ha.

San Juan de Anteportalatina


Viñedo plantado en 1989, con 1,5 hectáreas de extensión y situado a una altitud de 600 m. Suelo arcilloso calcáreo con un alto contenido en cal.

www.bodegaspujanza.com