Pieve Santa Restituta

Montalcino es una romántica ciudad medieval toscana rodeada de colinas y bosques densos. El suelo, la altitud y su exuberante topografía hacen de Montalcino el terreno ideal para la uva Sangiovese y el célebre vino de esta zona, el Brunello di Montalcino.

Existen paralelismos entre la toscana Sangiovese y la piamontesa Nebbiolo. Durante más de 150 años, estas dos variedades de uva autóctonas vienen produciendo los vinos más característicos de Italia, conocidos por su singularidad, su historia y su prestigio.

La iglesia parroquial, o Pieve, de Santa Restituta destaca en la propiedad y da a la finca a su nombre.
El vino se hace aquí desde el siglo XII. Pieve S. Restituta produce tres Vinos de Brunello di Montalcino: Rennina, Sugarille y Brunello di Montalcino.

Pieve Santa Restituta