Jean-Pierre Moueix

El Señor Jean·Pierre·Moueix constituyó la Sociedad Établissements Jean·Pierre Moueix en 1937. Al principio solamente desarrolló una actividad comercial, pero a partir de los años cincuenta del siglo XX, la completó con la adquisición de viñedos. Su reputación ha sido construída sobre la base de un respeto absoluto a la calidad y fiel a los siguientes principios:
1. Gran especialización

Jean-Pierre Moueix comercializa vinos tintos del Libourne: Burdeos, Burdeos superior, Burdeos superior “Côtes de Castillon”, Fronsac, Canon-Fronsac, denominaciones de Saint-Émilion, Lalande de Pomerol y Pomerol. Esta especialización les otorga experiencia y un conocimiento profundo de cada zona y de los vinos que en ellas se elaboran.

2. Selección rigurosa

Cada vino comprado se degusta y valora, no solamente según las características del momento, sino especialmente en función de su potencial de buen envejecimiento. Se hace exactamente igual con los vinos de la propiedad, solamente las mejores barricas entrarán en el “ensemble” de los vinos del año.

3. Envejecimiento cuidadoso

La calidad de los vinos de Burdeos no se aprecia hasta que han envejecido. Es en esta actitud de bonificación que los Burdeos desarrollan todo su potencial. En Jean-Pierre Moueix no entregan nunca vinos jóvenes, es decir, antes del segundo invierno que sigue a la cosecha.

4. Cuidada viticultura

Los viñedos son meticulosamente cuidados y los diferentes trabajos de la viña se ejecutan de acuerdo con el ritmo preciso de la naturaleza. Si alguna vez se advierte una cosecha muy generosa, ésta se aclara para permitir el mantenimiento de la calidad. Las replantaciones se programan prudentemente, para que el viñedo tenga una edad media elevada.

5. Espíritu familiar

Todo el personal de Établissements Jean-Pierre Moueix juega un importante papel en la buena marcha de la casa, con la calidad como obejtivo principal.
www.moueix.com