W… Dreams…

Este vino de Jermann nace con la cosecha de 1987 y con los años su nombre ha sido objeto de una serie de variaciones. Los primeros nueve años que fue llamado "Donde los sueños no tienen fin " y cambió el color de su cápsula con cada cosecha. La etiqueta también fue variando, a través de los siete colores del arco iris (además de blanco y negro), comenzando con blanco y avanzando en sentido contrario a las agujas del reloj. En ella también se mostraban las cuatro fases de la luna.

En 1996 se convirtió en " Were Dreams, now it is just wine!", con una cápsula azul con un estilizado Cometa Hale-Bopp. Continuó de esta manera otros siete años.

En 2003, se volvió a las raíces así: "W ... Dreams ... ", añadiendo el año de cosecha en la parte inferior y un dibujo Marte de la cápsula. Y los puntos suspensivos en el nombre? La interpretación del nombre completo es "Donde los sueños pueden ocurrir ", pero todo el mundo puede aportar su propia interpretación del mismo.

Finalmente, en 2015 se cambió otra vez la etiqueta volviendo ala "primera edición": Where Dreams have no end.

Notas: Dedicado a "The Joshua Tree", el álbum de U2 (1987) y en concreto a la canción "Where the streets have no name".
x

BODEGA