Embotellado exclusivamente para el mercado de los EEUU, el 1968 ha sido envejecido durante 36 años en barricas de jerez. La revista de whiskies más popular en los EEUU, “The Malt Advocate”, reconoció al Glenfarclas 1968 como el mejor whisky de importación en el año 2004.
x

BODEGA