La Misión

La Misión procede de viñedos prefiloxéricos con edades comprendidas entre 120 y 140 años de antigüedad, plantados en suelos arenosos y procedentes de 18 parcelas ubicadas en diferentes zonas de la región.

Tras iniciar la fermentación alcohólica con levaduras salvajes en depósitos de acero inoxidable, el vino termina de fermentar y la crianza se hace parte en barricas de roble francés de 500 litros, parte en en tinas o pipas de 5.000 y 10.000 litros y parte en tinajas de distintas capacidades elaboradas con un porcentaje de la arcilla proveniente de las propias fincas de Menade, una vuelta al origen más terrenal. Tras una crianza de unos 10 meses, La Misión se embotella y reposa durante mínimo dos años.
x

BODEGA