Clandestino de Menade

La inquietud por elaborar nuevos vinos, por volver a elaboraciones tradicionales y por aprovechar todos los recursos que aporta la uva, ha llevado a Bodegas Menade a lanzar una novedosa línea, diversa a los vinos blancos, que se comercializan bajo la marca Clandestino by Menade.

¿Por qué Clandestino? Simplemente porque se trata de elaboraciones que podrán ser comercializadas unos años sí o otros no, en función de los designios de climatología y de las propias decisiones tomadas en bodega.

La línea Clandestino evidentemente continua con la misma filosofía en el campo y en elaboración que el resto de los vinos de la bodega: Vinos sin maquillaje, con personalidad y autenticidad.

El Clandestino Tinto es un vino que acaba de salir al mercado, elaborado con Tinta de Toro procedente de cepas de más de 100 años plantadas en vaso y de escaso rendimiento. El mosto fermenta con levaduras salvajes en pequeños depósitos de acero inoxidable y se realizan bazuqueos sin buscar mucha extracción.

Tras la alcohólica, se desarrolla la fermentación maloláctica de forma espontánea. El vino no se filtra, sino que decanta naturalmente y no se añade sulfuroso.

Clandestino Tinto es un vino fresco, con mucha fruta, pensado para disfrutar sin complejos.
x

BODEGA